El vivero La Manga salinas Marchamalo

Canal

Comienzo del declive: el relleno del Vivero

El Vivero era una antigua bahía de desove de mújol y dorada al norte de las salinas que fue rellenada con residuos mineros de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión en los años 60 por Tomás Maestre. Este promotor no pudo conseguir la finalidad que pretendía: construir sobre ella una urbanización con canales y viviendas por lo que la trasladó al final de La Manga, lo que es hoy Veneziola.

mapa salinas marchamalo

Las salinas de Marchamalo junto con las de San Pedro del Pinatar y las del Rasall en el P.R. de Calblanque, son las tres salinas del entorno del Mar Menor que se han conservado hasta nuestros días. Las de lo Poyo, las de Pudrimel y las de Los Narejos (Los Alcázares) hace tiempo que desaparecieron.

Las salinas de Marchamalo se encuentran en las proximidades del Cabo de Palos, al sur de El Vivero y al oeste del Caserío de Los Triolas, al inicio de La Manga del Mar Menor, en el término municipal de Cartagena.

actividad salinera salinas Marchamalo
Molino salinas Marchamalo

* Espacio Natural Protegido * LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) * ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) * ZEPIM (Zona Especialmente Protegida de Interés para el Mediterráneo) * Humedal de Importancia Internacional Ramsar  * Bien de interés cultural, con categoría de sitio histórico.

Por esos valores ecológicos y patrimonio cultural cuenta con diferentes figuras de protección:

Agradecimiento a Karina de Santiago Restoy por su ayuda en la preparación de este texto y a Paloma de Andrés Ródenas por su trabajo "Arquitectura de la sal" que ha facilitado enormemente la elaboración de este reportaje.


Fuentes consultadas


Decreto n.º 136/2023, de 11 de mayo de 2023, por el que se declara Bien de Interés Cultural con categoría de sitio histórico, las Salinas de Marchamalo de Cabo de Palos, en el término municipal de Cartagena.


Andrés Ródenas, Paloma de. 2018. Arquitectura de la Sal: recuperación de las Salinas de Marchamalo. Universidad Politécnica de Cartagena.


Riquelme Manzanera, A.L. 2000. En recuerdo de las salinas desaparecidas. Homenaje a las salinas de Marchalo de "La Calzada. Revista Cangilón nº20


Gil Guirado, S., Gil Meseguer, E. y Gómez Espín J.M. 2010. El territorio, un bien que conviene ordenar: Las salinas del litoral e interior de la Región de Murcia. Cuadernos geográficos. Universidad de Granada.


García del Toro, J. 1978. Garum sociorum, la industria de salazones de pescado en la Edad Antigua en Cartagena. Anales de la Universidad de Murcia. Filosofía y Letras


Samuel Ball Platner: A Topographical Dictionary of Ancient Rome, London: Oxford University Press, 1929.


Lista Roja de Hispania Nostra


Boletín Oficial de la Asamblea Regional de Murcia. 9 de abril de 2008. Moción 91 sobre rescición del convenio con la empresa Salinas de La Manga SL.


La Verdad. 10 /04/ 2009 La Comunidad dio 135.000 euros en 4 años a la empresa de las salinas de Marchamalo aunque ésta no recogió sal.


La Verdad 07/09/2009    La empresa de las salinas de Marchamalo sólo devolverá el 10% de las ayudas que recibió durante cuatro años sin actividad

Las salinas de Marchamalo son salinas marítimas o litorales, es decir, la sal se obtiene al evaporarse el agua de mar almacenada en balsas poco profundas gracias al sol y el viento.

El agua que se utiliza para llenar los estanques proviene del Mar Menor que tiene la ventaja de su mayor salinidad y temperatura respecto al Mediterráneo.

mapa Mar Menor siglo XVI

La sal es un mineral muy abundante en las aguas del mar, pero también se encuentra en muchos lugares de la corteza terrestre que en otros tiempos geológicos estuvieron cubiertos por el océano.

No solo es fundamental para el organismo de la mayoría de seres vivos, sino que permite, además, conservar los alimentos y prolongar su vida comestible. Es el condimento más antiguo que existe y su importancia para la vida es tal, que la ubicación de depósitos de sal tuvo especial relevancia en los asentamientos humanos.

De igual forma, se establecieron muchas rutas para su transporte, como la de la vía Salaria, utilizada por los Sabinos antes de la fundación de Roma para obtener sal de las salinas de la desembocadura del Tíber, o la ruta de caravanas que la acarrean todavía hoy desde el desierto de Danakil en el Cuerno de África.

Pleito sostenido entre Cartagena y Murcia por el dominio del Mar Menor. 1563 (Archivo de la Real Chancillería de Granada).

No se sabe a ciencia cierta cuándo se empezó a extraer sal de estas salinas, pero la presencia de la factoría romana El Castillico (Playa Honda) para la fabricación del garum sociorum podría indicar que ya entonces habría salinas en sus inmediaciones para la conservación de esta salazón hecha con pescado y muy apreciada en Roma.

En tiempos de Felipe II hay documentos en los que se mencionan las salinas de Cartagena y en el primer documento gráfico que se conserva: el Plano del pleito sostenido entre Cartagena y Murcia por el dominio del Mar Menor, las identifica como Salineta.

factoria romana garum castillico playa honda

El Castillico en Playa Honda

Salineta

En la primera mitad del siglo XIX, tras el desestanco de la Sal, el Estado vende las salinas de Marchamalo, que hasta ese momento eran monopolio real, a nuevos propietarios que van aumentando paulatinamente el número de balsas.

En 1867 las salinas pertenecían a la Compañía Salinera de Barcelona, pero en 1954, cuando Francisco Celdrán toma las riendas de esta industria su nombre es Salinera Catalana. Desde esta fecha hasta su fallecimiento en 1972 se modernizan las instalaciones y se produce la mayor cantidad de sal de la historia de estas salinas.

molino salinero salinas Marchamalo

Molino de las salinas de Marchamalo para moler sal en ruinas en la actualidad

Origen de las salinas de Marchamalo

El Vivero

Recolección de la sal en Marchamalo. Fotografía cortesía de Marisol Celdrán

El Vivero

Salinas de Marchamalo con el Vivero al norte. Apple maps.

La sal

Canal de entrada de agua del Mar Menor a las salinas en la actualidad

canal entrada agua desde el Mar Menor a salinas Marchamalo

El molino de las Salinas de Marchamalo con las aspas desplegladas en los años 50 del pasado siglo.

Fotografía cortesía de Marisol Celdrán

Los Triolas

Mar Menor

Mediterráneo

Balsas de las salinas de Marchamalo

En 1931 las salinas cuentan con 79 balsas. Durante unos 30 años tiene lugar la mayor producción de sal de la historia de las salinas, producción que irá disminuyendo hasta la finalización total de su actividad en 2004 y que las llevará al estado de deterioro actual.

A pesar de la situación en la que se encuentran, en estos momentos hay motivos suficientes para tener esperanza en la recuperación de una parte de este espacio, como veremos más adelante.


Instalaciones

En los años del auge de esta industria se construyeron edificios e instalaciones necesarios para la producción de sal (línea de alta tensión, básculas, transporte en camiones...) así como las oficinas de estilo modernista, obra del arquitecto Lorenzo Ros. Todos ellos se encuentran en ruinas en la actualidad.

Fin de la actividad salinera

La falta de productividad y la presión urbanística de La Manga, que comienza en esos años, pondrá fin a la producción de sal en estas salinas a mediados de los años 90.

A pesar de estar protegidas, en 1995 Salinera Catalana vende las salinas a una promotora que urbaniza 9 de sus 19 charcas y deja el resto en la situación de abandono que podemos ver en la actualidad.  

.Mantenimiento

Gracias a la presión de la asociación ANSE y de la ciudadanía, y a pesar de que la mayoría de las balsas son de propiedad privada, se consiguió que parte de los estanques salineros hayan estado recibiendo aportaciones de agua bombeada por la Comunidad Autónoma desde 2012 para evitar su desecación y con ella la desaparición de avifauna y del fartet.

Esta lámina de agua ha evitado la desaparición de aves acuáticas reproductoras e invernantes, así como la población del fartet (Aphanius iberus), pez endémico del sureste de España, de pequeño tamaño y en peligro de extinción.

Los fartets del Mar Menor, junto con la población de las salinas del Rasall (P.R. Calblanque), forman lo que se llama una metapoblación, es decir que hay pequeñas diferencias genéticas o morfológicas entre los que se encuentran en San Pedro, La Hita o Marchamalo, por ejemplo. Por esta razós es tan importante conservar cada una de estas poblaciones.

Vídeo de FartetMurcia:

oficinas salinera catalana salinas Marchamalo
instalaciones salinas Marchamalo

Oficinas de Salinera Catalana y naves

Al colmatar y desecar este espacio hubo que construir un canal de más de un kilómetro que llevara el agua desde el Mar Menor a las salinas, con lo que se perdió la función de calentamiento que hacía esta ensenada e hizo descender la producción de sal en unas 7.000 toneladas de sal al año.

Vuelve la actividad salinera y la recuperación de parte de las salinas

Tras la puesta en marcha del proyecto Resalar, la recuperación de parte de las salinas –confiemos en que pronto se extienda al resto– es ya una realidad.

Una de las tres actuaciones de este proyecto (las otras son en Monteblanco y la caleta del Estacio) tiene lugar en las salinas de Marchamalo. El objetivo es recuperar la actividad salinera en una superficie de 8 ha de Dominio Público Marítimo Terrestre y algo más de una hectárea de terreno privado anexo, así como aumentar la biodiversidad y restaurar balsas y naves. La puesta en marcha de estas actuaciones ha sido posible gracias a la compra por parte de la Fundación ANSE de dos parcelas de cerca de 11.000 m2 y dos viejas naves industriales de las antiguas salinas, de unos 500 m2 de superficie construida.

naves rehabilitadas salinas Marchamalo
observación aves anse salinas Marchamalo

Áuge y declive de las salinas de Marchamalo

El Vivero colmatado con desechos mineros y el canal que comunica el Mar Menor con las salinas.

Fotografía aérea: Isabel Rubio Pérez

Este molino, junto con dos de los tres molinos salineros que se encuentran en Veneziola, al final de La Manga, son los únicos que tenían como función moler sal en la Región de Murcia y probablemente de España.

Actualmente conserva su característica forma troncocónica, pero ha perdido la cubierta y parte de los alzados. Se encuentra en ruina total y en peligro de derrumbe debido a la gran grieta vertical que presenta.

A finales del siglo XIX las salinas cuentan con un molino salinero, con las típicas velas latinas características del Campo de Cartagena.

Hacia la segunda mitad del siglo XX, y coincidiendo con el progreso y modernización industrial de la época, se le adaptó un motor eléctrico y se le retiró el chapitel y las velas.

Este proyecto, que coordina la Fundación ANSE, y en el que participan la Asociación de Naturalistas del Sureste, WWF-España y el Instituto Español de Oceanografía (IEO), Centro Nacional de la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IEO-CSIC), cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea – NextGenerationEU y se encuentra vinculado al Marco de Actuaciones Prioritarias para la recuperación del Mar Menor del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Proyecto Resalar

Salinas de Marchamalo

Recuperación actividad salinera.

Aumentar la biodiversidad.

Restauración de balsas y naves.


Monteblanco

y

Caleta del Estacio

Recuperación de la vegetación natural y biodiversidad.

Tres actuaciones del proyecto Resalar

artemia Javier Murcia salinas Marchamalo
balsas Dunaliella salina salinas Marchamalo
fartet muerto salinas Marchamalo
balsas secas salinas Marchamalo
balsas abandonadas salinas Marchamalo

La etimología popular considera que la palabra salario viene del latín salarium por la cantidad de sal con la que se pagaba a un trabajador (en particular, a los legionarios romanos).

A partir de 1997 la mercantil Salinas de La Manga S.L. obtuvo ayudas económicas de la Consejería de Medio Ambiente para mantener las instalaciones y continuar con una producción mínima de sal que asegurara la continuidad de la fauna que vivía de manera permanente o de paso en las salinas –solo de 2004 al 2007 recibió 134.183€ a pesar de no extraer ni un solo kilo de sal.

Tras el incumplimiento del convenio en el que la empresa titular se comprometía al establecimiento de planes de actuación para la conservación de las salinas se les obligó a devolver el 10%  de las subvenciones recibidas.

Balsas de las salinas de Marchamalo secas y con basuras

Fartet muerto en los canales de las salinas por falta de agua

Salinas

de Marchamalo

Ocupan una superficie de unas 200 ha de alto valor ecológico principalmente por las especies que viven en ellas, como el fartet (Aphanius iberus), pez en peligro de extinción, o las aves acuáticas que utilizan las salinas como base permanente o en sus migraciones.

Las salinas de Marchamalo cuentan además con un patrimonio cultural asociado a sus instalaciones (molino, naves...) y al oficio salinero propiamente dicho.

Flamencos y otras aves acuáticas en las salinas de Marchamalo

Molino y naves en ruinas de las salinas de Marchamalo

flamencos Susana Noguera salinas Marchamalo

El color rojo de los flamencos

El plumaje de las crías de flamenco cuando salen del cascarón es blanco, pero cuando son adultos adquiere un color que va del rosa al rojo. Esto se debe a los carotenoides que se encuentran en su alimento: una combinación de un pequeño crustáceo llamado artemia (Artemia salina) y un alga que vive en los estanques de las salinas, Dunaliella salina y que les da el color rojizo característico.

Flamencos. Fotografía de Susana Noguera

Artemia salina. Fotografía de Javier Murcia

Color rojizo del agua de las balsas proporcionado por el alga Dunaliella salina

Naves rehabilitadas por la Fundación Anse

¿Quiénes forman el proyecto Resalar?

balsas rehabilitadas salinas Marchamalo

Rehabilitación de balsas

Paseo ornitológico organizado por Anse

No podemos terminar este reportaje sobre las salinas sin mencionar la flora que rodea sus balsas y que podéis ver haciendo clic en la foto.

limonium flora salinas Marchamalo

En preparación las aves de las salinas de Marchamalo.

Volver a inicio

Cabo de Palos

El Molino de las salinas de Marchamalo

Este molino de moler sal fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) según la Disposición Transitoria Tercera de la Ley 4/2007 del Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

Reconstrucción de canales. Fotografía: Juan Núñez

Aves acuáticas en las salinas de MarchamaloAves acuaticas salinas de MarchamaloAves acuaticas salinas de MarchamaloAves acuaticas salinas de Marchamalo
Molino y naves de las salinas de MarchamaloNaves de las salinas de MarchamaloAcceso a naves de las salinas de Marchamalo
Balsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de MarchamaloBalsas salinas de Marchamalo
Sal en las salinas de MarchamaloSal en las salinas de MarchamaloSal en las salinas de MarchamaloSal en las salinas de Marchamalo

Para ir a la flora de las salinas de Marchamalo haz clic aquí

*

*

*