Miscelánea

En esta sección a la que he llamado MISCELÁNEA, he seleccionado fotografías con imágenes que evocan el mar o simplemente muestran su belleza.

Fósil de Pecten incrustado en una roca con la forma de la concha del Peregrino de hace millones de años junto a conchas actuales de moluscos bivalvos de la familia Pectinidade encontradas en las playas de La Manga.

Isla en la cala Galera de Cabo de Palos (Cartagena). Me encantan sus aguas cristalinas.

El Museo Arqueológico Nacional, Madrid, reabrió sus puertas en 2014 después de ser rehabilitado con una muestra de objetos procedentes de otros museos de España. Me maravilló el ajuar funerario de niña romana con figuritas de cristal, algunas en forma de conchas marinas, procedente del Museo de Cádiz.

Nuestro amigo Tom Fenton nos obsequia con alguna de sus acuarelas cuando nos visita. En esta imagen muestra a dos jóvenes poniéndose los "famosos" lodos del Mar Menor con la isla del Ciervo de fondo.

Me hizo mucha gracia este grafiti con peces que encontré paseando por la ciudad de Orihuela (Alicante).

En el pasado se utilizaban conchas como objetos decorativos por los tonos irisados de su nácar.

Siempre que veo un Buda no puedo evitar recordar a mi querida Michelle. Este estaba en un restaurante de Peñíscola, con el maravilloso Mediterráneo al fondo.

Esta concha perteneció a un langostillo o curruco (Acanthocardia tuberculata) y fue arrojada a la playa de La Manga por un temporal de levante.

Los temporales siempre nos dejan tesoros como esta colección de conchas de almendra de mar, arca de Noé, etc.que nos revelan la vida que hay debajo de este Mare Nostrum.

Las puestas de sol en el Mar Menor son siempre un espectáculo impresionante.

Mi amiga Liz Curry me enseñó a fijarme en los pequeños detalles de la fotografía. Capturé esta burbuja sin darme cuenta de que en ella aparecíamos Paqui Giménez y yo después de comprobar con grandísima pena el altísimo nivel de eutrofización del Mar Menor.

El cangrejo azul o jaiba (Callinectes sapidus) es un crustáceo procedente de las costas occidentales del Atlántico. Encontré este caparazón en la playa de La Manga iluminado por los reflejos del atardecer.

Me impresionaron estas nubes sobre  el faro de Cabo de Palos y quise guardar esta imagen para recordar la belleza de este lugar.

Las conchas del bivalvo Tellina planata son unas de las más bonitas del Mar Menor, pero además le han servido de soporte a la caracola Hexaplex trunculus para depositar su puesta.